San Lorenzo a vista de pájaro. Un balcón abierto a uno de los barrios con más solera del centro histórico de Sevilla.

La vitalidad de Sevilla se adentra hasta su histórico barrio de San Lorenzo y de pronto, al cruzar sus fronteras, se convierte en un ir y venir de pasos que han logrado amoldarse al ritmo de un pequeño pueblo que forma parte de una gran ciudad.

Es un ajetreo particular el que cruza las aceras, el que saluda a los comerciantes, el que visita la Basílica de Nuestro Padre Jesús del Gran Poder, el Museo de Bellas Artes de Sevilla, la Torre de Don Fadrique, los rincones de las calles siempre coronadas por la Iglesia de San Lorenzo.

El mismo ajetreo que hicieron suyo Gustavo Adolfo Bécquer, Manuel Font de Anta, Manolo Caracol, nuestro desaparecido y querido amigo Atín Aya, fotógrafo universal. La esencia que en este barrio se respira, además del olor a azahar, contiene un algo embriagador que invita al paseo, a la charla distendida, a la reflexión profunda aun sin soledad, porque en San Lorenzo nadie se siente solo.

Nuestra casa no podía ubicarse en otro lugar. El Eslava bebe cada día de las persianas que se suben al amanecer, del olor a pan y a flores y de los “buenos días” de nuestros vecinos. Y ese carácter, tan nuestro, se contagia a quien se sienta frente a nuestra barra y en nuestras mesas, sea de donde sea.

El profesor y escritor George Lovell afirma: “El tiempo no se detiene, ni aquí ni en cualquier otro lugar, pero la forma en que transcurre en Sevilla no se compara con ningún otro sitio que conozco”. Aún más cuando uno mide el tiempo en el barrio de San Lorenzo.

Apartamentos
(+34) 954 915 482

Restaurante
(+34) 954 906 568

Fax
(+34) 954 378 967

Espacio Eslava
Eslava, 3
41002 Sevilla

El restaurante
Los apartamentos
trivago award widget
Los mejores Apartahoteles de Sevilla